YouTuber casi se mata metiendo su cabeza en un microondas lleno de cemento fresco

Si algo le debemos a YouTube es que también se ha convertido en una plataforma extraordinaria para documentar también los niveles potenciales de la estupidez humana. El video de ahora es un perfecto ejemplo de ello, con un tipo que creyó que sería divertido llenar un horno con concreto de secado rápido para meter su cabeza ahí y ver qué sucedía.

Se trata de Jay Swingler, un YouTuber británico, dueño del canal TGFbro, en donde junto con sus amigos se dedican a realizar episodios con varias bromas tan elaboradas como absurdas, con la finalidad de entretener y monetizar sus contenidos.

Su último video, titulado I cemented my head in a microwave and emergency services came… (nearly died), muestra cómo Jay, con ayuda de sus compañeros compra cajas completas de Polyfilla, una pasta de engomado, utilizada en la industria de la construcción como concreto de secado rápido, y las usa para llenar el interior de un horno de microondas, y luego sumergir su cabeza dentro.

Swingler tuvo la “precaución” de antes ponerse una bolsa de plástico y meterse una manguera en la boca para que funcionara como Esnórquel, sin embargo, ninguno consideró el factor de que la pasta secaba al aplicar calor, pero también se expandía…

En algún punto del video es posible ver cómo la manguera de respiración se obstruye, a la par que la Polyfilla comienza a crecer, comprimiendo la cabeza del YouTuber.

El pánico se apodera de todos y terminan llamando al servicio de emergencias, quienes lograron rescatar a Jay cincelando el concreto antes de que se ahogara.

Al final todo terminó como una anécdota tan estúpida como divertida, pero el video que documenta el incidente se está volviendo viral, llegando casi al millón de reproducciones en sus primeras 24 horas.

No lo intenten en casa.

The post YouTuber casi se mata metiendo su cabeza en un microondas lleno de cemento fresco appeared first on FayerWayer.