LG Gram [FW Labs]

870 gramos. Ese es el peso del LG Gram, el último lanzamiento en materia de notebooks de la surcoreana que es tan increíble como suena: un ultrabook rápido, potente y tan liviano que pesa menos que mi propia mochila.

Especificaciones

  • Procesador Intel Core i5-7200U a 2.50GHz, 3MB de Cache L3
  • 8GB de memoria RAM DDR4 a 2133MHz
  • Display LCD IPS Full HD (1920×1080)
  • Gráficos Intel HD Graphics 620
  • 256GB de almacenamiento SSD M.2
  • Batería de 34.6W, 9 horas y media de autonomía
  • 32 x 21 x 1,4~1,6 cm
  • 870 gramos

Un pequeño gigante

La versión 2017 del Gram es un salto cualitativo importante respecto a su antecesor. LG introdujo su ultrabook -énfasis en lo ultra- el año pasado en un mercado que no le prestó demasiada atención, y ahora espera llevarse las miradas de todos con un cuerpo de nano-carbono y magnesio que combina perfectamente su bajo peso con gran durabilidad y un diseño atractivo.

Es tan delgado que sus teclas sobresalen del cuerpo, y si bien no soy muy fanático de su disposición y del diseño industrial de la surcoreana, no puedo dejar de sorprenderme de tener tanto en un contenedor tan pequeño. El bisel de la pantalla es muy pequeño y el cuerpo es cómodo para trabajar en cualquier situación. Disminuir el bisel también permitió llegar a las 14 pulgadas de pantalla -al menos en ésta versión- sin aumentar el tamaño del cuerpo de forma dramática.

La pantalla LCD IPS en Full HD es de una calidad bastante aceptable y tiene buen brillo incluso a plena luz, aunque por culpa del pequeño biselado terminé ensuciándola recurrentemente con mis dedos en los bordes. Debido a lo emparentado que está el Gram en tamaño y peso con una tablet, me hubiese gustado una pantalla táctil o haber tenido la opción de un equipo híbrido; quizá buscando justificar esta sensación “moderna” que proyecta el equipo. De todas formas, si buscas un computador para trabajar, el diseño y la ergonomía son claves y el Gram no decepciona.

Ni un netbook, ni un Macbook

El Gram viene de una herencia en peso y diseño muy variada: por una parte volvemos al recuerdo de la explosión de los netbooks hace ya varios años, y por otro lado nos volcamos a pensar en el éxito de computadores livianos y portátiles como los Macbook Air. Éste equipo no es ninguno de los dos: no tiene partes móviles, es bastante más liviano que cualquiera que haya salido de Cupertino, y bajo el capó no tiene de qué avergonzarse: Intel Core i5 de séptima generación (Core i7 en la versión de 15 pulgadas), SSD M.2 de 256 GB y 8 GB de RAM. En resumen, vuela y corre.

¿Y cómo funciona en tareas más demandantes? Hicimos dos pruebas que creemos son concluyentes.

Primero, probamos Overwatch y Heroes Of The Storm. El primero alcanza los 30 cuadros por segundo en resolución nativa con la configuración de gráficos más baja, y el segundo, en las mismas condiciones, no tiene problemas para llegar a los 60 cuadros. Hay que hacer una salvedad: la Intel HD Graphics 620 no es una tarjeta gráfica diseñada para jugar, sin embargo puedes hacerlo y sin demasiado problema.

Luego realizamos el benchmark Cinebench (que mide la capacidad de proceso en 2D y 3D) en dos situaciones: tanto con la batería como conectado a la corriente. En la primera el Gram tuvo un rendimiento bastante mediocre y por debajo de la línea, y luego de enchufarlo la cosa cambió para mejor, duplicando su rendimiento.

En resumen, si bien no es un ultrabook para tareas de edición no linear o procesos 2D y 3D -y si buscas un equipo para eso no deberías comprar el Gram por ninguna circunstancia- si estás en un apuro o no estás en un entorno profesional, como por ejemplo la edición de video amateur, es una opción interesante a considerar. ¿Qué más cómodo que editar desde la cama, con un equipo que no suena y pesa menos que un paquete de nachos?

En cuanto a la batería, el Gram se jacta de unas impresionantes 9 horas y media de rendimiento, que en la práctica se traducen en aproximadamente un día completo de uso en tareas comunes sin que sea necesario usar el cargador; de todas maneras recomendamos usarlo enchufado durante tareas de alto rendimiento por motivos lógicos. De todas maneras, su cargador es pequeño y portátil, y no es una molestia en tu mochila o bolso.

En conclusión…

El Gram me produce una sensación que no veo muy a menudo en el universo de los notebooks: es un equipo resistente al paso del tiempo. Es un computador pensado para las tareas de todos los días -usar tu navegador, alguna suite de productividad, o ver las fotos de tus vacaciones- pero con decisiones de diseño pensadas para la durabilidad y la sustentabilidad de equipos que se vuelven obsoletos cada vez más rápido.

Está bien, el Gram no es el más rápido o el más sólido, ni tampoco el más barato, pero lo compensa con un cuerpo resistente a caídas, un peso inigualable, y especificaciones que lo mantendrán vivo y coleando por mucho tiempo. Eso si estás dispuesto a salvar su costo: el precio sugerido es CLP$1.099.990, pero lo puedes encontrar en retailers autorizados por $799.000 en el mercado chileno.

The post LG Gram [FW Labs] appeared first on FayerWayer.