Jóvenes cada vez trabajan menos y juegan más videojuegos

Pregunte usted a diez jóvenes si preferirían estar en su sofá jugando videojuegos en lugar de trabajar y la respuesta le sorprenderá. Al parecer esto es común en las nuevas generaciones, quienes han visto un incremento en las horas que pasan jugando, de acuerdo con un documento de la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos (vía The New York Times). Titulado “Lujos de ocio y el suministro laboral de los hombres jóvenes”, el estudio indica los hombres más jóvenes, de edades entre 21 y 30 años, mostraron una disminución en las horas de trabajo durante los últimos quince años comparado con hombres de mayor edad o mujeres.

El documento indica que en quince años se ha visto una caída del 12% en las horas de trabajo en hombres de este rango de edad, traduciéndose en 2,3 horas extra de esparcimiento. Al mismo tiempo, los hombres jóvenes han incrementado el tiempo que pasan jugando videojuegos. ¿Será que los juegos se han vuelto demasiado buenos o tal vez la crisis económica pegó tan fuerte que la demanda laboral cayó? Al parecer es un poco de ambas, aunque la primera no es el factor principal para que los jóvenes opten por pasar tiempo en su sofá.

El estudio tomó datos de diversos rangos de edades y se apoyó en encuestas de la Oficina de Estadísticas Laborales para conocer en qué emplean su tiempo los jóvenes.

Los hombres de entre 21 y 30 años dedican un total de 3,4 horas a la semana a jugar videojuegos y otras 5,2 horas en el computador. Esto todavía no llega al nivel de la TV que ostenta ser el objeto de ocio por excelencia, superando las 17 horas semanales. En contraste los hombres de 31 a 55 años dedican menos de una hora a los videojuegos y 2,2 horas al computador en actividades de ocio. El televisor sigue siendo el lider con 18,7 horas semanales como promedio.

horas_juegos

En el caso de las mujeres, los videojuegos no parecen ser importantes ya que en ambos rangos de edad se encontró que dedican menos de una hora a la semana para jugar. Vale la pena mencionar que este estudio no consideró el tiempo de esparcimiento utilizando aplicaciones como Facebook o Snapchat, un espacio en donde las mujeres han ganado terreno en los últimos años.

¿Serán confiables esta cifras? El estudio completo de 66 páginas puede consultarse en el sitio de la Oficina Nacional de Investigación Económica.