Gizmos en la Madrid Games Week: El círculo Indie

Juegos Indie en la MGW

Después de detenernos a comentar nuestra experiencia en Madrid Games Week en los stands de Sony, Nintendo, Ubisoft o Bandai Namco, es inevitable que terminemos el círculo dedicando unas líneas a la zona indie. Porque hay que reconocer que los desarrolladores españoles están poniendo toda la carne en el asador y que su esfuerzo merece cierta trascendencia más allá de proporcionar entretenimiento a los usuarios que buscan algo a lo que jugar sin tener que esperar 2 horas de cola.

Alejados del escenario principal, cerca de los baños, en una posición estratégica para que los expositores les vieran al entrar todas las mañanas, los chicos de la zona indie trataron de despuntar a lo largo del día de manera constante. Lo hicieron en una isleta y en varias calles de stands un poco apelotonados, pero donde se podía respirar el auténtico ambiente indie.

La variedad de juegos fue el mejor toque de toda la zona. Había juegos tan distintos que era inevitable no sorprenderse paso a paso. Tan pronto estábamos viendo un runner de aspecto minimalista, creado con el uso de escasos colores, que teníamos una aventura 3D con un aspecto tan sólido que podía parecer estar producida por Sony sin ningún tipo de problema.

También hubo experiencias arcade de muy variados estilos. Tuvimos la ocasión de confirmar que el circuito indie es donde se mantienen vivos algunos sistemas de juego que han pasado a mejor vida en el panorama general de los videojuegos. También nos alegramos por ver que no todas las propuestas indie apuestan por una ambientación adulta y minimalista, algo que se ha convertido en una tendencia que los estudios están aprovechando. Eso lo comprobamos con un runner de aspecto colorido y personajes monos al cual pudimos echar una partida y que muestra lo que se puede hacer por parte de un equipo independiente y unos meses de trabajo.

Para animar la zona indie hubo regalos para todos, desde pósters hasta chapas. También hay quien los intentó vender. E incluso algunos de los estudios se habían traído sus propios juegos en ediciones físicas improvisadas para venderlas al público con más o menos éxito dependiendo de cada uno de los casos. El circuito indie es lo que tiene.

La decepción fue ver que para el público general existió una barrera que les impidió entrar e interesarse por la zona indie, al menos a grandes rasgos, dado que hoy por hoy, los juegos indie son un inevitable segundo plato.

Gizmos en la Madrid Games Week: El círculo Indie es un post de Gizmos