General Motors quiere un coche inteligente de Google

General Motors y Google

Los fabricantes de automóviles están viendo que el tiempo se les echa encima. Necesitan comenzar a trabajar en sus propios vehículos inteligentes si quieren mantenerse al día respecto a las tendencias del mercado. Y aunque algunas empresas ya están creando sus coches automáticos, otras ni siquiera han comenzado. Y eso es, claramente, un problemón. Una de esas empresas que se ha encontrado en apuros es General Motors (a partir de ahora GM), que ha visto que necesita un empujón para poder posicionarse con fuerza en este concepto.

No es que GM no haya movido pieza aún, pero por las declaraciones recientes de la compañía entendemos que están buscando formas de avanzar un poco más rápido. Su primera demostración de lo que entienden ellos como el futuro de los coches la encontramos en el sistema Super Cruise, el cual se introducirá en el modelo CT6 que se pondrá a la venta a finales del próximo año 2016. Con este sistema el coche será capaz de tener cierta autonomía para evitar accidentes, así como para hacer algunos ajustes en términos de velocidad.

La tecnología de GM aumentará la seguridad y el rendimiento, pero no será totalmente independiente como sí se está planteando en otros de los vehículos en desarrollo por parte de sus rivales. Para solucionar esta diferencia GM quiere, como os decíamos, colaborar con Google.

Desde GM creen que ellos tienen algunos puntos de interés en su tecnología y que ocurre lo mismo con Google, por lo que si ambas empresas colaborarán podría significar un importante avance en el sector. No obstante, no está muy claro si el objetivo de Google pasa por distanciarse de seguir trabajando de manera independiente en su proyecto, el cual de momento no pinta nada mal. GM, al contrario, ha descuidado un poco su acercamiento tecnológico y queda en el aire ver qué van a hacer de aquí al momento en el cual los coches inteligentes sean una realidad.

Por otro lado, hay diferencias de opinión respecto a la manera en la que las dos empresas visualizan el futuro de la venta y el uso de vehículos. GM apuesta por mantener la filosofía actual de vender coches a particulares, pero Google aspira a que el mundo se libere de vehículos y que estos operen de forma compartida, poniéndose a disposición de los usuarios solo en el momento en el que los necesiten, para no tener propiedad de ellos. Parece que son polos muy opuestos, aunque colaboraciones más raras habremos visto en la historia de los automóviles.

Vía: Bloomberg

General Motors quiere un coche inteligente de Google es un post de Gizmos