Ex trabajador demandó a Google tras sentirse “discriminado” por ser hombre, blanco y conservador

A cinco meses de haber sido despedido por Google, James Damore presentó una denuncia contra la multinacional por una supuesta discriminación. El ingeniero, que se ha hecho conocido por sus dichos machistas, dijo sentirse “discriminado” por ser hombre, blanco y conservador.

Damore fue despedido en agosto de 2017, tras presentar un informe donde criticaba las políticas de inclusión y diversidad de la compañía. En el informe, señalaba que las mujeres estaban biológicamente peor preparadas para trabajos relacionados con ingeniería y negocios que los hombres.

La crítica de Damore durante este tiempo ha estado relacionada con su oposición a las políticas de Google (que también ha sido acusada por tratos dispares) de otorgar cargos incluyendo parámetros sociales justos, vinculados a género o etnia; su postura es centrada únicamente en el mérito. En este marco, presentó la demanda consignando que la compañía es intolerante con quienes se declaran conservadores, además de ser blancos y hombres.

Los empleados y gerentes de Google prefieren escuchar las mismas opiniones repetidamente, produciendo solo ecos ideológicos; una burbuja de pensamiento protegida y distorsionada (…) Hay acoso y sabotaje de la carrera a cualquiera que exprese un punto de vista conservador, junto a ataques contra hombres blancos.

El informe presentado por Damore fue declarado vejatorio para las mujeres y abiertamente machista; en él consigna que por razones biológicas hay más hombres en el mundo de la programación, haciendo a un lado las condiciones y construcciones sociales donde se fomentan ciertas habilidades. La repercusión fue tal que Google decidió desvincularlo. Esto fue parte de lo que dijo:

La biología explica (en parte) por qué ciertos intereses y capacidades abundan más entre los hombres y otros más entre las mujeres, y por qué no hay un 50% de cada sexo en puestos tecnológicos y de liderazgo (…)

Comparadas con los hombres, más mujeres: Tienden más hacia los sentimientos, la estética y las personas que hacia las ideas y las cosas (es decir, empatizan más que sistematizan). En parte, quizá por eso abundan más en áreas sociales o artísticas. Quizá hay más hombres en programación porque ese campo requiere sistematizar, y más mujeres en experiencia de usuario porque ese campo requiere empatizar.

Tampoco digo que debamos atar a nadie a un rol de género. Pido lo contrario: dejar de lado el tribalismo y tratar a las personas como individuos, no solo como un miembro más de su grupo (…) Dicho eso, no creo que ningún tipo de ingeniería social deba realizarse al tuntún y solo para lograr una representación del 50%.

El ingeniero también presentó 100 páginas de capturas de pantallas de comunicaciones internas de la empresa, donde se discute el asunto. Paralelamente, ha salido a la luz pública con poleras que incluyen el término Goolag, que alude a “gulag”, un campo de trabajos donde se enviaba a los disidentes de la URSS.

The post Ex trabajador demandó a Google tras sentirse “discriminado” por ser hombre, blanco y conservador appeared first on FayerWayer.