Enrutador chino causa polémica por wifi en “modo embarazo”

Seguramente han escuchado que la exposición a señales wifi puede resultar nociva para la salud. Para evitar el daño, la marca china Qihoo 360 creó un enrutador wifi que puede configurarse en modo “mujer embarazada”.

Esto reduciría el riesgo en un 70 %, o por lo menos eso promete la compañía. Además, este nuevo modelo, llamado P1, cuenta con otras dos configuraciones: “penetración de paredes” y “balance” (imagino que se refiere al “modo regular”).

© Qihoo 360 © Qihoo 360

La idea de un enrutador que emita una señal wifi inofensiva es interesante, pero Xiaomi, otra marca especializada en estos dispositivos, acusa a Qihoo de una postura alarmista, según se lee (en chino) en un comunicado en la red social Weibo:

El llamado ‘modo embarazo’ es sólo una táctica de mercadeo. El uso de wifi es seguro, así que por favor, no se preocupen por usarlo.

Cabe mencionar que ambas compañías son rivales, y que Xiaomi justo acaba de lanzar un nuevo modelo de enrutador, que no cuenta con esta opción.

¿Qué tan dañinas son las señales de wifi para el embarazo?

El tema es controversial. Algunos dicen que las señales electromagnéticas son veneno puro para la salud humana; otros sostienen que no se han registrado daños significativos.

En Estados Unidos existe una campaña llamada BabySafe Project, que intenta proteger a las embarazadas y a los fetos de los riesgos del wifi.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud, dice en su sitio web que no hay evidencias de tal peligro:

El conjunto de los resultados demuestra que la exposición a los niveles típicos de los campos del medio no aumenta el riesgo de desenlaces adversos como abortos espontáneos, malformaciones, peso reducido al nacer y enfermedades congénitas.

Se han publicado informes esporádicos de asociaciones entre problemas sanitarios y la presunta exposición a campos electromagnéticos, como informes sobre partos prematuros y con peso reducido de trabajadoras de la industria electrónica, pero la comunidad científica no ha considerado que estos efectos estén necesariamente ocasionados por la exposición a campos electromagnéticos.

¿Qué opinan ustedes? ¿Creen necesario un enrutador que cuente con el “modo embarazo”?