En 2015 puede llegar el Samsung Galaxy S7

Nuevo móvil de Samsung

Samsung no es una empresa que tenga mucho problema en disimular que le gusta basar parte de su estrategia comercial en hacerle la vida imposible a sus rivales. A nivel publicitario sus campañas son famosas por la manera en la que hacen puyas tanto a su competencia como a los usuarios que compran los móviles de su competencia. Ahora parece que Samsung podría intentar aguarle la fiesta a Apple con el lanzamiento de su próximo iPhone.

Aunque distribuir un nuevo Galaxy S de primera categoría en 2015 no parece el plan más normal para Samsung, los últimos rumores apuntan a ello como medida de intentar truncar el lanzamiento del próximo iPhone. Los nuevos smartphones de Apple siempre llegan en la segunda parte del año y es posible que este 2015 Samsung también lance un terminal en estas fechas para estropear a su rival el empuje publicitario.

Suena un poco forzado, porque el “modus operandi” de Samsung es un poco distinto en cuanto a fechas de lanzamiento, pero no vamos a ser nosotros quienes les lleven la contraria en términos estratégicos. Si la jugada les sale bien podrían afectar mucho a las ventas del próximo iPhone, del cual prácticamente todavía no sabemos nada.

Lo raro sería para el historial de lanzamientos de Samsung, dado que este año ya se ha lanzado el S6 y significaría que se pondrían a la venta en el mismo año, dos terminales estrella. No es lo habitual y podría jugar en contra del S6, que caería a segundo plano debido a la llegada de su sucesor. No obstante, Samsung ha demostrado ser líder en el sector y esto implica que saben muy bien cuáles deben ser sus estrategias de acción para imponerse a sus competidores. Por lo que en cierta manera suponemos que el poner a la venta un nuevo Galaxy en paralelo al próximo iPhone es algo que les acabará beneficiando.

De todas formas, no penséis que ya conocemos especificaciones. En realidad no sabemos nada de nada. Y lo malo es pensar que si este año ya han lanzado un Galaxy S es posible que este próximo modelo no sea tan revolucionario ni destacable. Eso sería algo que podría pasarles factura a los chicos de Samsung, a quienes con algunos modelos se les ha criticado por ser excesivamente conservadores en cuanto a estilo de diseño y potencia de sus funciones y prestaciones. Veremos qué ocurre en los próximos meses.

Vía: Digitimes

En 2015 puede llegar el Samsung Galaxy S7 es un post de Gizmos