Basura espacial podría poner en riesgo futuras expediciones

Aunque no lo percibamos, en el espacio también existen residuos humanos que pueden representar más problemas de los que imaginamos. Nuevas estadísticas apuntan a Rusia, Estados Unidos y China, como las principales naciones que dejan desperdicios en la órbita espacial.

El trabajo fue presentado por Business Insider, con datos extraídos de Space-Track.org, entidad que se trabaja promoviendo la seguridad de los vuelos espaciales, la protección del entorno espacial y el uso pacífico del mismo. Los resultados ponen en la palestra un tema que cada vez comienza a adquirir más relevancia para las próximas misiones espaciales.

De toda la basura que orbita la Tierra, el 95% de ella proviene de la actividad humana: satélites rotos, partes usadas de cohetes, instrumentos perdidos por los cosmonautas, etc, son parte de los desperdicios que pueden encontrarse girando a nuestro alrededor. A los expertos, les alarma que la poca preocupación sobre este tema pueda ocasionar problemas con las próximas misiones espaciales. Dentro de los principales inconvenientes que pudieses originarse, están las colisiones espaciales y la limitación de abandonar este planeta ante un eventual problema.

Amenaza para las próximas expediciones

El siguiente cuadro, se muestra las 10 principales naciones con la mayor cantidad de objetos rastreables alrededor de la Tierra en octubre de 2017. El gráfico muestra que Rusia tiene la mayor cantidad de objetos actualmente en el espacio, que suman más de 6.500. Sin embargo, no es el mayor contribuyente a la basura espacial, que se muestra en rojo. El gráfico muestra a Estados Unidos como el país con más escombros reconocidos, con casi 4 mil objetos, aunque Rusia no se queda atrás con tan sólo unos dígitos por debajo. Los sigue China con casi 3 mil 500 objetos basura orbitando la tierra.

Algunos objetos, además de estar completamente fuera de control y moviéndose a velocidades riesgosas, representan un peligro para las próximas expediciones. “Esta basura puede permanecer allí durante cientos de años. Los países han tenido que aprender, que lo que veían únicamente como escombros, puede representar un riesgo para sus propios sistemas”, dijo Bill Ailor, ingeniero aeroespacial y especialista en reentrada atmosférica, a Business Insider.

Dentro de las propuestas para ayudar a aminorar este verdadero tiradero espacial, está el poner fuera de órbita a las naves espaciales en desuso, a modo de evitar que se transforme en basura cercana, aunque Ailor y otros expertos se están esforzando en desarrollar métodos que puedan empaquetar y eliminar estos desperdicios con métodos más sofisticados.

El objetivo de los especialistas es evitar el llamado Síndrome de Kessler (acuñado por Donald J. Kessler), que plantea una realidad donde, como consecuencia de un volumen de basura espacial alto, los objetos funcionales en órbita se ven afectados por los constantes choques.

The post Basura espacial podría poner en riesgo futuras expediciones appeared first on FayerWayer.