Archivo de la categoría: Tecnologia

‘Ocho apellidos vascos 2’, reparto definitivo e inicio de rodaje

Ocho Apellidos Vascos

Hace ya varios meses que sabemos que 'Ocho apellidos vascos' va a tener secuela, algo lógico teniendo en cuenta el espectacular éxito de la primera entrega, película española más taquillera en nuestro país y segunda si tenemos en cuenta todas las nacionalidades, ya que no logró superar a 'Avatar', cuya segunda parte aún tardaremos en ver. La noticia ahora es que ya se conoce el reparto definitivo de 'Ocho apellidos vascos 2' y también la fecha de inicio de rodaje.

Como era de esperar, Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi volverán a participar en esta secuela en la que también podremos ver a Rosa María Sardà, Berto Romero y Belén Cuesta. Además, el guión vuelve a correr a cargo de Borja Cobeaga y Diego San José, mientras que Emilio Martínez-Lázaro también repite tras las cámaras, aunque esperemos que en esta ocasión se esfuerce un poco más en el trabajo de puesta en escena.

'Ocho apellidos vascos 2' comenzará a rodarse el próximo 11 de mayo y hasta el 5 de julio estarán grabando escenas en Baix Empordà, Girona, Madrid y Sevilla. En su momento se comentó la posibilidad de que la secuela se titulase 'Nueve apellidos catalanes' y los lugares de rodaje dan fuerza a esa posibilidad, pero la película carece por ahora de título definitivo. No tardaremos mucho en saber si repite o incluso supera el éxito de 'Ocho apellidos vascos'.

PD: Aprovecho para dejaros el vídeo de una de mis escenas favoritas de la primera entrega, ¿cuál es la vuestra?

También te recomendamos

'Ahora o Nunca', primera imagen de María Valverde y Dani Rovira

'Ocho apellidos vascos' recibe una ayuda de 35.971 euros

2014: el mejor año para el cine español

-
La noticia 'Ocho apellidos vascos 2', reparto definitivo e inicio de rodaje fue publicada originalmente en Blog de cine por Mikel Zorrilla .








¿Cómo de único (y por tanto identificable) es tu navegador?

Panopticlick

Muchas veces tendemos al equivocarnos al pensar que si accedemos a una web con el modo incógnito de nuestro navegador y con las cookies desactivadas nos estamos protegiendo lo suficiente como para impedir que otras personas puedan seguir nuestro rastro y saber cuales son las webs que hemos estado visitando.

Pero la Electronic Frontier Foundation no piensa lo mismo, y hace ya algún tiempo desarrolló Panopticlick, una sencilla web que utiliza la información que nuestro navegador comparte con la red mediante su configuración, las fuentes instaladas, sus plugins e incluso la zona horaria de nuestro sistema. De esta manera consigue determinar cuan única es la huella que dejamos en la red y, por lo tanto, hasta qué punto sería fácil rastrearnos.

Utilizar esta aplicación web es tan sencillo como acceder a ella y hacer click sobre el icono "Text Me" que encontramos debajo del párrafo explicativo. Entonces, en sólo unos segundos tendremos unos rultados del test que casi con total seguridad nos dirán que tenemos una huella única entre los más de 5 millones de navegadores que llevan analizados, y nos mostrarán la cantidad de bits con información identificante que compartimos con la red.

La EFF explica que con esta web y los resultados que arroja sólo querían intentar conseguir que la gente se mentalice de lo fácil que sería identificaros mientras navegan, sobre todo por las muchas empresas que, como las publicitarias, ya utilizan técnicas parecidas para analizar las actividades online de los usuarios de la red. ¿Alguno de vosotros ha conseguido pasar el test con una huella que no sea única? ¡Contadnos cómo!

Enlace | Panopticlick
En Genbeta | Google indexa discos duros privados desde hace años, pero no es culpa de Google

También te recomendamos

La industria continúa su cruzada contra las descargas, ahora su objetivo son los dominios

La cuadrilla del siglo XXI no está en el bar, está en online disparando por el espacio

Frases en lugar de palabras: así es la contraseña perfecta según Snowden

-
La noticia ¿Cómo de único (y por tanto identificable) es tu navegador? fue publicada originalmente en Genbeta por Yúbal FM .


Así luce elementary OS Freya. Primeras impresiones

Captura De Pantalla De 2015 04 14 111413

Veinte meses es lo que le ha costado a los muchachos de elementary OS sacar adelante la nueva versión de sus distribución, pero una vez más la espera ha merecido la pena y después de leer algunos de los comentarios que nos dejasteis en el post de su presentación todo parece apuntar a que Freya volverá a conseguir colocarse entre las diez distribuciones más importantes este año.

De hecho, la distribución pinta tan bien que el pasado domingo decidí desoxidarme y pasar una agradable y soleada tarde de domingo instalándola para probarla, comprobar si está a la altura de las grandes alternativas de la competencia, y traeros unas primeras impresiones desde el sencillo punto de vista de un usuario medio.

Un diseño continuista pero renovado

Lo primero que llama la atención cuando iniciamos el sistema por primera vez es que, pese haber mantenido la estética de la versión anterior, sí que se pueden apreciar pequeños cambios. De esta manera, enseguida apreciaremos un renovado menú de inicio de sesión, mucho más limpio y vistoso, y unas transparencias en el panel superior del escritorio que le dan un aspecto más moderno y con las que el contenido gana una mayor importancia, aunque las transparencias desaparecen cuando maximizamos una aplicación.

He leído a algunas personas quejarse de que el entorno de escritorio de Freya se parezca más a Gnome que al de OS X. No voy a entrar a valorar a cual de los dos se parece más o si eso es mejor o peor, porque considero que independientemente de los evidentes parecidos con otros sistemas operativos o sus componentes, o precisamente gracias a ellos, elementary OS ha conseguido tener un aspecto reconocible que han sabido renovar sin perder un ápice de su personalidad.

También es verdad que en los últimos tiempos hemos podido hacernos eco en Genbeta de otras distribuciones que se suman a la tendencia de enfocarse en presentar un buen diseño que rompa con el tópico de que Linux es siempre feo o sobrecargado, pero la sensación de limpieza que elementary transmite es algo que todavía no he visto en ninguna otra distribución.

La experiencia out of the box

Captura De Pantalla De 2015 04 14

Aunque por pura inercia quien ha probado ya unas cuantas distribuciones GNU/Linux tiende a ponerse a instalar sus aplicaciones favoritas en cuanto instala una nueva, en esta ocasión he intentado aguantar esos impulsos para probar la experiencia que nos ofrece eOS desde que la arrancamos por primera vez.

Es muy de agradecer que una distribución llamada a convertirse en una de las grandes haya optado por sobrecargar lo mínimo posible su sistema, y cuando abrimos por primera vez el cajón de aplicaciones nos encontramos con sólo veinte instaladas. Únicamente lo básico tiene cabida, y eso es un arma de doble filo, sobre todo cuando se opta por incluir aplicaciones propias.

Es verdad que con ellas consiguen un diseño mucho más unificado en su sistema, pero por poner un ejemplo, casi todos nosotros tenemos todos nuestros marcadores sincronizados en Firefox o Chrome, por lo que es impepinable acabar descargando uno de ellos en vez de utilizar un Midori que ni siquiera es capaz de reproducir vídeos a más de 720p.

Lo mismo nos pasará si estamos acostumbrados a las bondades de VLC, aunque si somos poco exigentes sí que podremos adaptarnos a utilizar otras aplicaciones más similares al resto como la de fotografía o un editor de texto Scratch muy parecido a gedit.

Lo que sí que he echado en falta es una suite de ofimática. Aunque incluyendo la menor cantidad de software posible se aseguran de que podamos instalar nuestras aplicaciones favoritas sin tener que andar desinstalando otras para ahorrar espacio, me atrevería a decir que la presencia de una suite ofimática como Libre Office no sólo es importante, sino esencial para una completa experiencia desde el primer inicio de sesión.

Muchas luces, pero también algunas sombras

Captura De Pantalla De 2015 04 14 115526

Cuando uno lee la opinión de los usuarios en diferentes blogs y redes sociales, se da cuenta de que no es el único que está experimentando unos cuantos pequeños pero molestos bugs, como el de unos raros en la animación cuando se despliega el menú de inicio), que hacen que más que una versión final parezca que estamos ante una segunda Release Candidate.

Tampoco se le puede pedir mucho más a un pequeño equipo de desarrollo que, sin tener el apoyo de una gran empresa detrás, ha conseguido sacar adelante un sistema con una estabilidad envidiable y un acabado sobresaliente, aunque habiendo esperado 20 meses hubiéramos podido esperar un par más a cambio de obtener un producto final algo más pulido.

Pero afortunadamente parece que el equipo de elementary OS no ha estado perdiendo el tiempo, y en los días que han seguido al lanzamiento de la distro se han sucedido unas actualizaciones que han terminado de ponerla a punto, eliminando la mayoría de los bugs con los que me había topado.

Además, aunque Ubuntu no es la base más estable sobre la que basar su sistema, el utilizar la distribución de Canonical tiene algunas ventajas clave. Y es que al ser una de la distribución GNU/Linux más populares, tendremos a nuestra disposición un amplísimo catálogo de aplicaciones compatibles. Aunque ya puestos se podría haber retocado el centro de software en vez de dejarlo tal cual lo tiene Canonical, porque su caótico diseño no pega con el detallismo del resto de la distribución.

Perfecto para iniciarse en Linux

Después de haber probado una gran cantidad de distribuciones en los últimos años, sólo me queda felicitar a Daniel Foré y los suyos por haber conseguido una que no sólo destaca por la excelencia y la limpieza de su diseño, sino que también se posiciona como una de las mejores opciones para quienes quieren dar el salto y probar Linux por primera vez.

Y es que elementary OS es lo suficientemente sencilla de utilizar como para que cualquier usuario de Windows se encuentre el mínimo número de problemas a la hora de dar el salto, mientras que los de Apple se beneficiarán de la ventaja añadida de tener una interfaz familiar y un diseño que nada le tiene que envidiar a OS X.

En Genbeta | Tras veinte meses de desarrollo, elementary OS Freya ya está entre nosotros

También te recomendamos

Tras veinte meses de desarrollo, elementary OS Freya ya está entre nosotros

La cuadrilla del siglo XXI no está en el bar, está en online disparando por el espacio

Dos años de Steam en Linux: así ha sido el camino hasta los 1.000 juegos

-
La noticia Así luce elementary OS Freya. Primeras impresiones fue publicada originalmente en Genbeta por Yúbal FM .








Lynda Weinman y triunfar como emprendedora a los 60 años

Lynda Weinman

Hace pocos días saltó la noticia: LinkedIn decidía adquirir la plataforma de aprendizaje online Lynda.com por 1.500 millones de dólares, con la intención de aportar recursos de formación a todos aquellos usuarios que además de mostrar el currículum lo quieran ampliar.

La historia de Lynda.com, de todos modos, no se queda en una simple startup adquirida por una empresa mayor. Estamos hablando de una web que ya estaba entre nosotros allá por 1995, hace veinte años. Fundada por Lynda Weinman, se puede considerar uno de los portales pioneros de aprendizaje online. Esta es su historia.

De crear efectos para Star Trek a publicar un libro para la historia

Curiosamente Lynda nació justo 40 años antes de fundar Lynda.com, en enero de 1955. Hija de padres divorciados, desencantada con el instituto, se graduó en humanidades por el Evergreen State College de Olympia, Washington. la estadounidense tuvo empleos muy variados: montó dos tiendas llamadas Vertigo, y estuvo diseñando los efectos visuales de películas como RoboCop 2 o Star Trek V. Fue su primer contacto con los ordenadores a nivel profesional.

A nivel personal, Lynda aprendió a utilizar el Apple II que tenía su novio de aquél entonces. De ahí, Lynda pasó a impartir lo aprendido con los medios digitales en el Art Center College of Design en Pasadena y a lanzar su propio libro. Punto importante: muchos consideran que dicho libro es uno de los primeros en enfocar la informática desde el punto de vista del diseño. Los beneficios obtenidos a partir de sus ventas permitieron que Lynda y su marido pudieran comprar una casa, nada menos.

Fundando Lynda.com

"Vimos una oportunidad para usar internet, desde sus mismos principios, como un medio de distribución de información"

Lynda

Tal y como contó la propia Lynda en una entrevista para ReadWrite hace poco más de dos años, Lynda.com nació como excusa para practicar con el diseño gráfico de páginas web. Empezó siendo un repositorio personal para ella, un sitio desde donde poder practicar y hacer experimentos. En aquella época, Lynda y su marido fundaban su escuela de diseño web.

Y fue entonces cuando ocurrieron los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, cosa que provocó un descenso en los viajes por puro miedo a ser el partícipe involuntario de otro de esos atentados. Lynda tuvo la idea: ¿y si ahorramos los viajes a nuestros alumnos e impartimos las clases online? "Vimos una oportunidad para usar internet, desde sus mismos principios, como un medio de distribución de información", dice ella misma en la entrevista.

En aquella época no habían las redes sociales para hacer correr la voz sobre la web, pero las ventas del libro de Lynda se encargaron de captar visitantes. Y en 2002, Lynda.com empezó a ofrecer sus primeros cursos online enfocándose en la informática y en la tecnología. Ese enfoque sigue vigente hoy en día.

Sobreviviendo veinte años en una red que no deja de reinventarse

Lynda.com

Es la pregunta que puede surgir al ver el historial de Lynda: ¿cómo puede una web tan pionera sobrevivir tantos años? Poder presumir de no haber muerto ante la embestida de los MOOCs o las redes sociales es un hito enorme, sobretodo si añadimos el dato de no haber recibido inversiones hasta 2013.

Lynda comenta en ReadWrite que quizás fue su enfoque en lo que se impartía en el portal: diseño gráfico, materias enfocadas en la informática. Era algo que cada vez se necesitaba más, y que se empezó a ofrecer bien desde el principio gracias a la experiencia que ya tenía enseñando en clases tradicionales. Era una época en la que el diseño de webs estallaba, no hacía más que crecer y cruzar todas las fronteras.

Junto con haber escalado bien la web a medida que crecía la demanda, Lynda.com se ha convertido en lo que es ahora. Ha pasado de ofrecer 100 cursos en 2004 a producir sus propios documentales en 2008, y ahora mismo cuenta con 500 empleados por todo el mundo que se encargan de mantener la web y sus 3,441 cursos en más de 128.000 vídeos. El negocio: un periodo de prueba gratuita y planes de 19,95 dólares mensuales o 198 anuales entre otros. Les funciona, porque como comentaron nuestros compañeros de El Blog Salmón la mitad de las compañías del grupo Fortune 500 utiliza Lynda.com para formaciones. Para la época de las primeras inversiones, Lynda.com crecía un 40%.

A lo largo de su periplo, Lynda ha sido reconocida con varios premios por su trabajo como profesora y emprendedora. En 1999 estuvo en el Top de 25 mujeres en la web según San Francisco, y fue nombrada emprendedora del año en el South Coast Business and Technology Awards.

Y ahora, a una edad en la que la mayoría de ejecutivos del sector ya sólo piensan en retirarse y dedicar su tiempo a estar más tranquilos y alejarse del mundillo tecnológico que no deja que cambiar, Lynda decide unir esfuerzos con LinkedIn para acercar la formación a todos los que buscan oportunidades laborales en esa red social y creen que el aprendizaje ya no encaja en ellos. ¿Eres tú uno de ellos?

Imagen | Wikipedia
En Genbeta | Cursos online gratuitos

También te recomendamos

LinkedIn compra y cierra Maybe, startup de encuestas online

LinkedIn también ofrecerá cursos online tras la compra de Lynda.com

La cuadrilla del siglo XXI no está en el bar, está en online disparando por el espacio

-
La noticia Lynda Weinman y triunfar como emprendedora a los 60 años fue publicada originalmente en Genbeta por Miguel López .


Cómic en cine: ‘Los sustitutos’, de Jonathan Mostow

Sustitutos Ppal

Como tantas otras de las que han pasado por este especial, la entrada de hoy bien podría haber terminado formando parte del ciclo de ciencia-ficción que, normalmente, encuentra su hueco los lunes por la mañana. De hecho, puede que a algunos os haya sorprendido descubrir que 'Los sustitutos' ('Surrogates', Jonathan Mostow, 2009) está basada en un cómic publicado por la editorial estadounidense Top Shelf Productions, una de tantas editoriales de sesgo independiente que pueblan el mercado regido por DC, Marvel e Image y que, poco a poco, va dejando más sitio a lo que tienen que decir los sellos pequeños.

Y esto es algo que como lector impenitente de tebeos hay que agradecer cuando, como ya hemos comentado en alguna ocasión, los títulos de las dos grandes no pasan por su mejor momento: poder acercarse a historias novedosas que no están atadas, bien a imposiciones establecidas por ejecutivos de alto standing que sólo entienden del vil metal, bien a movimientos que ya no se limitan a la viñeta, es un hecho que, por mucho que los brazos de la maquinaria Hollywoodiense sean prolongados, convierte a muchos títulos del cosmos editorial yanqui en el refugio perfecto de aquél que esté cansado del tebeo mainstream.

'Los sustitutos', el cómic

Sustitutos Comic

Un rápido vistazo a las páginas de 'Los sustitutos', dibujadas con gran personalidad por Brett Weldele, revela algo evidente al lector experimentado: que sin lugar a dudas nos encontramos ante un cómic independiente. Esto, que puede parecer una perogrullada, no lo es tanto si se considera que, de un tiempo a esta parte, las grandes editoriales han coqueteado, y mucho, con lo experimental de las viñetas del tebeo indie en un intento —no sabemos si desesperado o no— por captar aún más lectores que continúen nutriendo las legiones que ya siguen sus cabeceras mes a mes.

Unas legiones que, cegadas por la amplitud de la oferta de Marvel o DC tienen poco o nulo tiempo que dedicar a esa amplia mitad del Previews que ocupan el resto de ofertas mensuales y que, en el caso que nos ocupa, encuentra un perfecto escaparate de lo que el tebeo de ciencia-ficción independiente es capaz de ofrecer: con guión de Robert Venditti, 'Los sustitutos' marida con especial virtuosismo los patrones de la sci-fi con los del género negro y policíaco para construir una historia high-tech desarrollada en un futuro en el que la humanidad se ha encerrado en sus casas para vivir sus vidas a través de unos robots que se controlan con el pensamiento.

Ilustrado, como decía, por la fuerte personalidad del trazo y el color de Weldele —que mucho bebe de nombres como Bill Sienkiewicz o Ben Templesmith—, los cinco números que componen la miniserie original publicada por Top Shelf supusieron motivación suficiente para que Disney fijara sus miras en ellos con la intención de trasladarlos a la gran pantalla, adquiriendo los derechos en 2007 para el estreno que tendría lugar dos años después. Un 2009 que, en términos tebeísticos, sería aprovechado —que no sólo el cine es el que hace éstas cosas— por la editorial y los autores para publicar 'Flesh and bone', una novela gráfica situada quince años antes de los acontecimientos de la serie original.

'Los sustitutos', monotonía

Sustitutos 1

Si a la hora de acercarnos a la producción de 'Los sustitutos' la tónica reinante a lo largo de los dos años que transcurrieron entre la adquisición de los derechos de adaptación y el estreno del filme sería la normalidad, y poca o ninguna anécdota hay que pueda traerse aquí a colación; lo mismo pasa cuando nos tenemos que referir a lo que la cinta propiamente dicha da de sí, dando aquí con uno de esos filmes que, haciendo gala de un buen nivel de producción y de un reparto bastante sólido encabezado por una estrella como Bruce Willis, se mueve por terrenos que rara vez trascienden el epíteto monocorde.

Manteniéndose el guión firmado a cuatro manos por John Brancato y Michael Ferris bastante cerca de lo que Robert Venditti planteaba en el cómic, y alejándose sólo de manera ostensible de las viñetas en un final bastante trágico que no casaba con la suerte de happy ending que quería imponérsele a la cinta —un final feliz que lo es, sobre todo, para su protagonista principal—, salvo lo agradecido que es siempre ver a Willis en la gran pantalla, aunque sea luciendo una pinta ridícula, escaso es lo que supera la barrera de lo estrictamente correcto en un filme que, ante todo, demuestra lo limitado de recursos de Jonathan Mostow.

Responsable de filmes que se mueven entre lo interesante —caso de 'Breakdown' (id, 1997) o 'U-571' (id, 2000)— y el fuerte talante prescindible que alcanzó la tercera entrega de 'Terminator' ('The Terminator', James Cameron, 1984), Mostow parece querer insistir aquí en que los mejores momentos de las dos primeras producciones fueron fruto de la casualidad, no encontrando en 'Los sustitutos' nada que nos haga pensar lo contrario. Antes bien, la torpeza con la que se resuelven las secuencias (pocas) de acción y lo inane del conjunto vienen a reforzar la mediocre impresión sobre un cineasta que, desde 2009, no se ha vuelto a acercar a la gran pantalla.

Contaminando al resto de departamentos de la cinta —al menos en parte, que ya he comentado que el diseño de producción es de un buen nivel—, y con la unánime opinión de la crítica tachándola de pérdida de tiempo, 'Los sustitutos' sumó a sus limitados logros el quedarse muy lejos de recuperar en la taquilla estadounidense sus 85 millones de inversión, convirtiéndose pues en un fracaso comercial en toda regla que, al menos hasta que se anunció el rodaje de esa poco atractiva cinta titulada 'Hunter's Prayer' —actualmente en post-producción—, pareció servir como vehículo de hundimiento de la carrera de su director. Habrá que ver que nos depara la cinta protagonizada por Sam Worthington, aunque ya os adelanto que, probablemente, será bien poquito.

Otras críticas en Blogdecine:

'Los sustitutos (Surrogates)', Bruce Willis se queda solo

'Los sustitutos', un futuro desolador y manido

También te recomendamos

Cómic en cine: 'Sin City', de Frank Miller y Robert Rodríguez

'The Prince', aquel cine de acción de hace 25 años

Revisitando 'Doce Monos'

-
La noticia Cómic en cine: 'Los sustitutos', de Jonathan Mostow fue publicada originalmente en Blog de cine por Sergio Benítez .